El rosa es de niña mamá!!

“A mi no me gusta el rosa mamá, es de niña!”

Así me sorprendió Bebé Full el otro día cuando elegía entre una moto roja (aunque él la vio rosa…) y una azul que le iban a comprar sus abuelos.

Me quede ojiplática! Nosotros jamás de los jamases hemos diferenciado los colores por sexos, de hecho todo lo contrario, desde que llegó Bebé Full ha tenido, ropa, juguetes, decoración de todos los colores imaginables…

Mi primera reacción fue decir “Esta bien, no te gusta el rosa, pero no es de niña, los colores son de todos, y nos pueden gustar a todos” (vale, podría haber sido una respuesta un poco más trabajada, pero me descolocó totalmente) Luego pensé de dónde podría haber sacado eso, si en casa no lo había oído nunca y aún no había empezado la escuelita…

SKYE

Pero entonces caí en la cuenta… Aunque intentemos los padres educar de una manera igualitaria y sin distinciones por sexo, los niños están bombardeados continuamente por estímulos que sí lo hacen.

Por ejemplo, a Bebé Full le encantan los dibujos de Patrulla Canina, se los tenemos limitados en tiempo y días de la semana, no somos muy partidarios de que los peques vean la televisión, pero siendo realistas, cuando nuestro agotamiento es extremo…va bien. Me gustan estos dibujos por que fomentan el trabajo en equipo, y además los dan en Clan, que no tiene publicidad, lo cual hace que me relaje y no tenga que estar cambiando de canal en cada corte publicitario (eso sí que no lo aguanto!!). Pero, sí, la única chica de la patrulla de rescate Skye (1 de 6… un número ridículo) además va, enterita enterita, de rosa…

Peppa Pig - Serie de TV - PORTADA

Luego está el otro fenómeno de masas, Peppa Pig, que además lo suelen dar toooodos los días justo antes de Patrulla Canina también en Clan. Las historias son igualitarias, aunque todas las niñas son “muy niñas” y todos los niños “muy niños”, juegan juntos a todo, y además, los personajes femeninos y masculinos están equilibrados. Pero de nuevo nos encontramos la separación de colores, Peppa viste de rojo (cercano al rosa para cualquier niño pequeño), y George, su hermano, viste de azul…

Evidentemente en ninguno de estos dos ejemplos los colores son elegidos para los personajes por casualidad. Marcadamente se eligen los rosas para niñas y los azules para niños.

¿Y en las tiendas? Nosotros, como os he contado en entradas anteriores, no queremos saber el sexo de nuestro próximo bebé. Así que me encuentro a 8 meses de embarazo sin saber si será niño o niña. ¿Habéis intentado comprar ropa de recién nacido sin saber el sexo de vuestro bebé? Es casi misión imposible!!! Todo es rosa y muuuy femenino o azul y muuuy masculino… En pocas tiendas encuentras colores y estampados neutros… (Bueno, en Mamá Full Tienda, sí, pero claro, si no hay habrá que inventarlo que dicen!!!)

Otro claro ejemplo de cómo, de manera subliminal, se crea socialmente la separación por colores…

Y digo yo, ¿no hay más colores? Hay verde, amarillo, naranja, marrón… ¿No podría ir Skye vestida de verde?¿Y George, no podría vestir de amarillo? Seguramente sí, pero es más fácil caer en los tópicos sin pensar (o a lo mejor lo han pensado demasiado…) que en los niños se crea la conciencia de las próximas generaciones, de la próxima sociedad. Si queremos igualdad de derechos deben exigirse desde el principio.

Por que el rosa no es de chica, el rosa solamente es un color

Anuncios

Buenos Aires con niños

Hola a tod@s!

Aprovechando que el 15 de agosto era festivo la Familia Full decidimos hacer un viaje. Como llevamos ya tiempo en Chile, y todavía no habíamos viajado a Argentina, decidimos cruzar la cordillera de los Andes y plantarnos en Buenos Aires!

Era el primer viaje internacional con Bebé Full caminador, así que iba a ser una experiencia nueva para todos.

El viaje en avión es cortito, 1 hora 40 minutos, y el peque está hecho un viajero nato. En sus 17 meses ha recorrido ya casi unos 50.000 km en el aire!!! Entre viajes a España y dentro del país… Una dos horitas de avión son pan comido! Se portó como un campeón. Lo más importante es que durante el despegue y aterrizaje tenga algo para succionar (pecho o chupete) y llevar entretención para el trayecto ( unos cuentos, láminas… eso es lo que a nosotros más nos funciona)

Yo soy de recorrer las ciudades callejeando y callejeando, Papá Full no, y con el baby tampoco era lo más factible. Así que tomamos una opción intermedia, callejear un poquito y relajarnos el resto del tiempo.

Buenos Aires es una ciudad mágica. Me encantó. Sus barrios, sus gentes, su aire, su ambiente… Muy especial.

El primer día visitamos la Plaza de Mayo y la Casa Rosada (el Obelisco no lo pudimos ver porque justo ese día se estaban manifestando los estudiantes, tenían el tráfico cortado, y nos dio reparo meternos en el mogollón con Bebé Full).

Casa Rosada2

Estuvimos en La Boca, en Caminito, dónde disfrutamos de una parrillada espectacular y vimos un espectáculo de tango y bailes tradicionales argentinos.

Buenos Aires 2

Para las comidas del peque no tuvimos ningún problema, por suerte come de todo y entero igual que los adultos, solo que hay que tener un poquito más de paciencia e ir a su ritmo. Pero todo fue genial.

Por la tarde nos relajamos en Puerto Madero, una zona más moderna pero también con su encanto.

Puerto Madero 2

El segundo día lo dedicamos entero para relajarnos, disfrutar de la ciudad y de la familia que tenemos en Buenos Aires.

Buenos Aires 1

Faltaron muchas cosas por hacer, por ver y por disfrutar, pero es que Buenos Aires no se ve en un día, imposible! Lo malo es que me fui con la penita de dejar cosas pendientes, lo bueno es que eso nos obliga a volver!!!

Cariños a tod@s!