¿Cómo elegir los primeros zapatos?

La elección de unos buenos zapatos para nuestros bebés es muy importante. Cuando empiezan a moverse, a gatear, los primeros pasos…sus pies están en plena formación, con lo cuál un zapato inadecuado puede tener graves consecuencias.

Claves para encontrar el zapato adecuado

Lo mejor para que los pies de los más pequeños se formen adecuadamente es que vayan el máximo tiempo posible descalzos, y el pie pueda apoyar todas sus partes libremente. Pero a veces eso no es posible, sobre todo en invierno o si la superficie por donde van a desplazarse puede causarles alguna lesión. En esos casos lo mejor son zapatos con suela blanda y flexible. 

En el mercado hay diversas posibilidades y un sinfín de variedades para que nuestros hijos e hijas empiecen a gatear y andar con zapatos ergonómicos. Son los zapatos los que deben adaptarse a los pies y no los pies a los zapatos.

Los zapatos Liliputi de Cada Mochuelo a Su Olivo son una de las posibilidades. Son zapatos de piel flexibles y permiten la transpiración. Además sus variedades de diseños los hacen muy atractivos.

apollo-zapatos-liliputi

Los Calcetines/Zapato Mocc Ons de Mamá Full Tienda son otras de las opciones disponibles en el mercado. En este caso se trata de unos calcetines de algodón gordito (perfectos para no pasar frío) bastante altos, para evitar el enfriamiento durante el gateo o porteo, y además cuentan con la suela de piel antideslizante para proporcionar mayor sujeción durante el gateo y primeros pasos. Hay varios diseños, que además puedes combinar con preciosas bandanas.

kgrhqfmefjlgownmbsyqtb5nkq-60_35

Zapatos Ergonómicos

La clave principal para encontrar el primer zapato, como ya he dicho antes, es que el zapato se adapte al pie y no a la inversa. Material ligero, flexible y transpirable!

Mochilas Portabebés ¿Son seguras?

Últimamente parece que se ha puesto “de moda” el porteo, da la impresión que es algo sólo apto para gente moderna, a la última. Cuando lo realmente “moderno” es llevar a los niños en cochecitos. Los bebés humanos no saben andar cuando nacen, eso lo sabemos todas, por ello las mamás, desde la prehistoria, se vieron obligadas a llevarlos en brazos o a ingeniarse maneras para portearlos. Ahora, además, se sabe que el porteo proporciona un apego seguro a los pequeños que vale la pena potenciar.

Porteo y apego seguro

El apego seguro se da cuando la persona encargada de los cuidados del bebé demuestra cariño, protección, disponibilidad y atención a las señales, lo que le permite desarrollar un concepto de sí mismo positivo y un sentimiento de confianza. Se sabe que una personas segura tiende a ser más cálidas, estable y con relaciones íntimas satisfactorias, y tienden a ser más positivas, integradas y con perspectivas coherentes de sí mismas.

Tipos de porteo

El mundo del porteo es eso, todo un mundo. Si queremos empezar podemos navegar por la red y encontrar sinfín de posibilidades (mochilas, mei tai, fulares, bandoleras…), la que elijamos dependerá de nuestros gustos, habilidades y manera de vida.

Reglas básicas del porteo

Pero hay unas reglas básicas que deberíamos seguir todos. Hace unos años escribí este post sobre porteo ergonómico, y hoy quería recordaros los tips a seguir para elegir un buen portabebés.

  • Postura ranita o en M. Al portear, sea cual sea la edad del niño, hay que procurar que sus piernas estén siempre en la postura M, es decir, su culete siempre por debajo de sus rodillas

.BEBEERGONOMICO TRANSPARENTE

  • Usar fulares o bandoleras en recién nacidos. En el mercado hay otros portabebés con reductores para recién nacido pero los que se adaptan bien al cuerpo de los bebés en esta edad sin dudas son los fulares o las bandoleras.
  • Mochilas siempre ergonómicas. Si tu elección para portear es la mochila elije una que sea ergonómica.

¿Cómo saber si una mochila es ergonómica?

En el mercado existen un sinfín de marcas comerciales de puericultura muy famosas que han sacado mochilas “ergonómicas” pero que realmente no lo son. Pero entonces, ¿cómo saber si una mochila es ergonómica?

Primero de todo decir que si te muestran como posibilidad llevar al niño mirando hacia adelante, cara al mundo, ya podemos empezar a desconfiar ya que esa postura es nociva tanto para la cadera del bebé como para su desarrollo cerebral (se sobrestimula).

COLGONAS1

Si el respaldo de la mochila es rígido, o semi-rígido, que impide la curvatura natural de la espalda del bebé (como la fotografía de la derecha) también podemos determinar que no se trata de una mochila ergonómica.

Si no permite la postura de ranita del bebé (foto de la izquierda), como hemos dicho antes, tampoco se trata de una mochila ergonómica.

Y finalmente, y no menos importante, la postura del porteador también tiene que ser ergonómica. Los tirantes de la mochila deben caer sobre los hombros, no sobre el cuello. Pensad que las mochilas que son realmente ergonómicas permiten llevar a bebés con hasta aproximadamente 20kg, con lo que la ergonomía del porteador también es importante.

Mochilas en nuestra web

Estoy muy feliz de anunciaros que a partir de ahora podréis encontrar en nuestra web mochilas ergonómicas de las marcas Boba y Beco, así como ropa de porteo y mochilas de juguete. Más adelante esperamos contar con las bandoleras y mei tais de Cada Mochuelo A Su Olivo .

Acabo el post no sin antes desearos un muy Feliz Año y un muy Feliz Porteo!!!

Portabebés Ergonómicos

Hola a tod@s!
Hoy me gustaría hablaros sobre el porteo, en concreto sobre las diferencias entre los portabebés ergonómicos y los que ofrecen distintas casas comerciales.
Como portabebés ergonómicos entendemos los mei tai, las bandoleras de anillas, los pouch, los fulares y las mochilas ergonómicas.
Me gustaría destacar que cuando se habla de portabebés ergonómicos nos referimos tanto en la comodidad del porteador como en la del niño. Ambos tienen que estar en posiciones ergonómicas, de esta manera se asegura el buen crecimiento del niño y la comodidad del porteador incluso llevando niños mayores.

Actualmente muchas marcas conocidas de puericultura ofrecen al público portabebés como mochilas de última generación y avaladas por varios estudios. Estos estudios, como opinión personal, creo que se basan en los pesos que aguantan los materiales de las mochilas más que en los que aguantará el porteador con la supuesta “ergonomia” de la mochila.

Las principales diferencias entre estos portabebés y los ergonómicos son las posturas que adopta el bebé en ellos. En las mochilas comerciales la postura del bebé no es correcta. Normalmente las piernas del niño van estiradas y no dobladas estilo ranita o M, postura que favorece el desarrollo de la articulación de la cadera.  Al llevar las piernas estiradas su peso cae directamente sobre sus genitales en lugar de sobre su potito (culito) y la espalda no se arquea de manera correcta.

En la siguiente foto se puede apreciar la diferencia entre una mochila ergonómica (izquierda) y otra de las llamadas “colgonas” (derecha).

COLGONAS1

En esta otra foto se observa cual es la postura correcta que tiene que tener un bebé mientras es porteado.

BEBEERGONOMICO TRANSPARENTE

La postura en M consiste en llevar al bebé o al niño con las piernas abiertas en unos 45º con respecto a su eje corporal y las piernas flexionadas de manera que las rodillas queden siempre por encima del potito. Esto garantiza que la cabeza del fémur quede perfectamente encajada dentro del acetábulo de la cadera y es la posición fisiológica, la postura óptima de porteo, que previene problemas posteriores de esta articulación. Esta técnica de porteo incluso ayuda a solucionar los casos de displasia leves. 

image001

En los anuncios y fotos promocionales de este tipo de mochilas más comerciales suele aparecer el niño mirando hacia delante. Esto ya hace desconfiar bastante sobre su ergonomía. En Red Canguro explican las razones.

Esta postura está totalmente contraindicada. Los motivos son que la espalda del bebé queda curvada en sentido contrario al natural, y el bebé queda expuesto a demasiados estímulos sin posibilidad de refugiarse en su porteador en un momento dado. También es incómodo para el porteador ya que el bebé tiende a separarse del cuerpo y eso obliga al porteador a cambiar su postura con el consiguiente dolor de espalda y hombros.

La únicas ventajas de estos portabebés son que son muy fáciles de encontrar en tiendas de puericultura y en grandes superficies. Desde mi punto de vista se ha querido satisfacer una demanda creciente pero sin tener en cuenta la ergonomía del bebé y su porteador. En general estas mochilas pueden ser usadas poco tiempo porque cuando el bebé aumenta de peso se hacen muy incómodas para el porteador.

Recuerdo que la manera correcta de llevar a un bebé en un portabebés es muy pegado al cuerpo del porteador, y cuando se portea delante siempre a “un beso de distancia”.

Y con esto os decimos…

Feliz porteo a tod@s!

portabebes