Hero Baby Solo – Sello de Calidad

Hero ha sacado una nueva línea de productos 100% Ecológicos para bebés, Hero Baby Solo. Gracias a Madresfera hemos sido elegidos para probarlos y dar nuestro visto bueno.

Hero Baby Solo 100% Ecológico

hero-baby-solo-1

Los Hero Baby Solo son especiales ya que están elaborados con materias primas procedentes de la producción ecológica.

Nosotros hemos probado cuatro variedades:

-Plátano

-Pera y Manzana

-Pera, plátano y zanahoria

– Manzana Verde

Nuestro preferido, con diferencia aplastante ha sido el de “Pera, plátano y zanahoria”, pero claro mi peque es muy fan de la zanahoria, así que mezclándola con fruta ya lo tenían ganado 🙂

hero-baby-solo-2

Sello de Calidad Madresfera

Paso a valorar del 1 al 5 diferentes aspectos:

  • Sabor

Voy a puntuarlo con un 5. La verdad es que el sabor es súper natural, parece el puré que puedes hacer tu en casa. Mis hijos no son muy de purés, y si encima el sabor es artificial… Imposible que se lo coman!

  • Textura

Le damos un 4. La textura es muy suave. A mi peque le gusta más cuando encuentra algún grumito, pero teniendo en cuenta que es para bebés a partir de 4 meses la encuentro perfecta.

  • Cantidad de producto

Un 5. Para nosotros la cantidad de producto es ideal. Al tratarse de un postre o merienda 120 gr me parece ajustado.

  • Variedad de sabores

Le damos un 5. Me parece una buena variedad. Son las típicas frutas que tenemos en casa y las que solemos comer. Además el sabor de Manzana Verde incluye espinacas, lo que lo hace original a la vez que nutritivo.

 

En conclusión, nos han gustado mucho los nuevo Hero Baby y que sean de producción 100% Ecológica lo que más!

 

Anuncios

Nuestro desfile de moda niños 2016

Nuestro desfile de moda niños 2016

El día 8 de Julio en tuvimos nuestro primer desfile de moda Mamá Full. En Aracena (Huelva) se celebraba el Centro en Fiestas, y se preparó un desfile de moda en el que nos invitaron a participar.

Fue una gran experiencia donde pudimos mostrar en directo algunos de los modelos que tenemos en la web y presentarnos al público.

Quiero dar las gracias a todos los que colaboraron, mamás, papás, tios, tias, abuelas, abuelos, niños, niñas… Muchísimas gracias a todos y a todas!!!  Y también a todos los colaboradores, como las peluquerías, presentador, técnicos de sonido, de iluminación y a JPLeal que hizo un gran trabajo con las fotografías!! Sin vosotros hubiera sido imposible nuestro desfile!!!!

Os dejo una pequeña muestra del desfile de moda de niños y papás que mostramos. GRACIAS!!!!

Moda niños 2016 Mamá Full 7

Moda niños 2016 Mamá Full 2

Moda niños 2016 Mamá Full 3Moda niños 2016 Mamá Full 1Moda niños 2016 Mamá Full 8Moda niños 2016 Mamá Full 9

Toda la ropa y complementos los podéis encontrar en Mamá Full Tienda, y ahora (hasta el 31 de Agosto o hasta agotar existencias) hasta un 40% de Descuento!!!

La invisibilidad de las madres

Vuelvo a la blog-terapia, al blog personal para denunciar como nuestra sociedad esconde a las madres, y por que hoy me siento en parte cómplice de ello.

Ayer estuve realizando, junto a un Técnico de la Junta de Andalucía, mi Plan de Empresa (para Mamá Full Tienda) para solicitar una ayuda para nuevos emprendedores del ayuntamiento. Para esa ayuda debes llevar el Plan de Empresa y estudio económico-financiero que te realicen en el CADE (Fundación Andalucía Emprende), o sea, no te lo puedes traer de casa, tienen que asesorarte y realizártelo ellos.

Pertenencia a grupos desprotegidos

En el Plan de Empresa hay el siguiente punto: “Pertenencia a grupos desprotegidos“. Yo en este punto puse “Madre de dos niños, de 3 años y 5 meses, lactantes“. Me lo hicieron quitar alegando que “grupos desprotegidos” se refiere a gente con un grado de discapacidad superior al 33% o víctimas del terrorismo. Una vez más la maternidad y la lactancia se hizo invisible y yo, en ese momento,  asentí y fui cómplice.

¿Somos un grupo desprotegido realmente?

La sociedad no asume que ser madre de dos niños pequeños y lactantes es un handicap en el mundo laboral. La sociedad nos vende que una mujer de 30 años con hijos tiene las mismas posibilidades laborales que una sin hijos. Y no es así. Cada día miles de madres tienen que esforzarse el doble (o triple) para demostrar que aún con todas las trabas ellas son tan capaces de realizar su trabajo como cualquier otra.

Al tener hijos no se merma tu inteligencia, ni tu creatividad, ni tu capacidad para trabajar, etc. Lo que ocurre es que tu orden de prioridades cambia y tu tiempo se reduce, y eso es directamente proporcional a lo que te tendrás que esforzar en tu trabajo para demostrar que ni ha cambiado tu orden de prioridades ni se ha reducido tu tiempo.

Tengo amigas a las que han echado del trabajo al enterarse que estaban embarazadas, no por esa razón explícita, no les han renovado el contrato temporal, que es distinto, claro. A otras nos han hecho sacarnos leche en un baño durante casi dos años aguantando comentarios como “aún le das de mamar” y malas caras. Muchas, cuando acabó su baja maternal, llegaron al trabajo y sus condiciones laborales habían cambiado tanto que tuvieron que renunciar si querían ver a su hijo más de 30 minutos al día… Y así os puedo contar mil historias, y seguro que vosotras sabéis muchas más.

Pero todo esto no nos da derecho a ser un colectivo desprotegido, somos mujeres jóvenes y podemos con todo (o tenemos, seguramente, un marido que nos mantenga mientras nos encargamos de los niños), qué nos hemos creído!

Cambiemos los personajes por un momento

Y si cambiamos los personajes. Y si las protagonistas de estas historias en lugar de ser madres son, por ejemplo, mujeres con una discapacidad del 33% o de una étnia minoritaria, ¿cómo lo vería la sociedad?.

Imagina que tienes un accidente grave y al volver al trabajo no te renuevan el contrato. O que a una persona de color la obliguen a comer en el baño por que puede molestar al resto. O que teniendo una discapacidad visual adquirida te obliguen a trabajar como chófer, algo que evidentemente no puedes realizar y por lo tanto tienes que renunciar.

¿Sabéis que ha pasado en estos casos? (Porque ha pasado, la discriminación hacia estos colectivos ha existido y sigue existiendo) Que se han abierto asociaciones, centros de apoyo, se han hecho leyes y se les ha clasificado como Grupos Desprotegidos. Por que la sociedad (o las Naciones Unidas) ha visto que estas discriminaciones eran reales, inhumanas y era necesario actuar.

La discriminación de las madres es real y su invisibilización también

La discriminación de las madres es real y su invisibilización también.

Cuando hay una reunión de trabajo tarde, y asistes, “no queda otra”, aunque hoy tus hijos se bañarán, cenarán y acostarán antes de que tu llegues, la maternidad se hace invisible.

Cuando trabajas también en fin de semana aunque le prometiste a tu hijo que le llevarías al parque de atracciones, pero “hay que acabar el proyecto, es importante“, la maternidad se hace invisible.

Cuando dejas a tu hijo con fiebre en la guardería y llegas al trabajo disimulando tu preocupación (hay que demostrar que el trabajo es nuestra prioridad aunque obviamente no lo es ni lo será nunca por delante de nuestro hijo), la maternidad se hace invisible.

Cuando vuelves al trabajo a los 4 meses de haber tenido a tu hijo y quieres seguir dándole de mamar hasta los 6 (no por capricho, es que lo dice la OMS!) y te escondes para sacarte leche, “no vaya a ser que se enteren”, la maternidad se hace invisible.

Cuando tienes que entregar un Plan de Empresa y te borran del apartado de Grupo Desprotegido tu maternidad, y tú permites que eso se haga, la maternidad se hace invisible.

El cambio tiene que empezar con nosotras

Si queremos cambiar las cosas tenemos que empezar cambiándolas nosotras. No tenemos que esperar que venga nadie (en su mayoría hombres) a decirnos si podemos o no ser madres visibles, tenemos que hacernos visibles nosotras. Es complicado, por que la sociedad nos ha educado para que no tengamos voz y veamos algunas injusticias normales y callemos. Pero tenemos que intentarlo poco a poco, por nosotras y por nuestros hijos.

10 Trucos para no tener náuseas durante el embarazo

**Para este post colabora Zaask**

A veces, con el embarazo, sufrimos náuseas, algo que se convierte, a menudo, en un verdadero sin vivir. Para intentar evitarlo, te queremos dar algunos trucos mágicos. En total, son diez. Atenta…

  1. Levántate con calma: Bebe un vaso de agua, come una galleta y tómatelo con calma para levantarte. Espera al menos un cuarto de hora en la cama antes de poner un pie en el suelo. En realidad lo ideal es desayunar en la cama a base de hidratos de carbono, proteínas y azúcares lentos (galletitas, pan, frutas…). ¡Ya tienes una magnífica excusa para que te lleven el desayuno! Si no, siempre puedes dejar algo preparado la noche anterior junto a la cama. Eso sí, disminuye el té y suprime el café con leche, ya que revuelven el estómago.

    8352b95b441f29c5d8d9b0e91b60e6a6

    Fuente: Pinterest

  2. Come a menudo: No, no se trata de que te pases comiendo todo el día, pero es mejor tener náuseas con el estómago lleno. Haz tres comidas no muy copiosas y dos más que sean suaves. Para picar toma una manzana, un plátano, un par de lonchas de jamón, frutos secos, galletitas saladas o tostadas de pan integral. Evita los alimentos ricos en grasas, difíciles de digerir, las frituras, y las comidas muy picantes.
  3. Respira hondo: La simple respiración de aire puro puede combatir eficazmente las náuseas. Siempre que sea posible duerme con la ventana abierta, para que entre aire fresco mientras duermes. ¡Notarás la diferencia al despertar!
  4. Compra limones: Corta un limón por la mitad e inhálalo cuando te sobrevenga una náusea o bebe zumo de limón exprimido con un poco de azúcar o agua mineral con un chorro de limón. b4ac9a589a63ced39c62c5800ecb3511
  5. Aficiónate a las infusiones: Puedes elegir los ingredientes que más te gusten o te apetezcan en ese momento. ¿Las más eficaces? De anís, de cáscaras de naranja o de hojas de menta.
  6. Bebe bebidas gaseosas, sin abusar: La coca cola (preferiblemente sin cafeína), la gaseosa o los refrescos con burbujas, consumidos en pequeñas cantidades pueden ser de gran ayuda para una mejor digestión.
  7. Agua a todas horas: Bebe de 10 a 12 vasos de agua a lo largo de todo el día. Y mójate la cara de vez en cuando con una toalla húmeda.
  8. Toma jengibre: Es tu nuevo aliado. La Organización Mundial de la Salud ha reconocido los beneficios del empleo tradicional de la raíz de jengibre para prevenir las náuseas y los vómitos derivados del estado de gestación. En cualquier caso ha de ser consumido con moderación. Puedes tomar jengibre seco, sin sobrepasar los 2g por día. También lo puedes comer fresco, 2 g de jengibre seco corresponden a 10 g de fresco. Tómatelo a pequeños mordiscos, chupándolo o bebiéndolo en forma de infusión e incluso utilízalo rallado para aliñar ensaladas y platos. Si te resulta más cómodo puedes optar por las pastillas de jengibre, de venta en herbolarios.

    46d07bb04ee5c6babf2350f9781c0210

    Fuente: Pinterest

  9. Muévete despacio, evitando los movimientos bruscos. Reposa varias veces al día tumbada con una almohada bajo la cabeza y otra bajo las piernas. Quédate sentada un rato después de comer, la gravedad ayudará a mantener la comida en el estómago.

    f48ef1fe25910d6a5d40a33971dfe871

    Fuente: Pinterest

  10. Acude a un experto: Si ninguno de los trucos caseros te funciona y no encuentras la  solución consulta a tu ginecólogo y a tu dietista. Ellos podrán recetarte algún medicamento. Si prefieres tratamientos alternativos, puedes recurrir a la homeopatía o a la acupuntura.

Libros para la llegada de un hermanit@

Hola a tod@s!!!

Como ya sabéis en enero ampliaremos la familia. El que pasará a ser “hermano mayor” es aún chiquitito, tiene dos años y medio. Explicarle lo que significará la llegada del nuevo (o nueva) miembro de la familia y que lo entienda es todo un reto. Nuestro objetivo es que cuando llegue el momento esté familiarizado con todo lo que significa un bebé en casa, que lo encuentre algo natural y, sobre todo, que no se sienta destronado.

Primero le explicamos que estaba creciendo un bebé en la barriga de mamá. Al principio no lo acababa de entender del todo, pero al llevarlo a la primera ecografía lo integró totalmente. Fue un momento muy bonito para todos, pero ver como él se ponía contento, decía que su hermanito le saludaba, y ver como le mostraba la ecografía a todos con los que se cruzaba para mi fue ultra tierno <3. Creo que llevarlos a las ecografías es un punto clave para que empiecen a entender un poco más lo que significa “un bebé en la barriga”.

Para ayudarnos en la tarea de introducir poco a poco a Bebé Full (de dos años y medio) la figura de un nuevo bebé en la familia hemos encontrado unos libros en el mercado que os quiero enseñar. A él le encantan, quiere que se los contemos una y otra vez. Y yo creo que eso es, entre otras cosas, lo que ha ayudado a que ya lo tenga presente en su vida aunque aún no haya nacido =)

  • El niño nuevo (El nen nou) Lauren Child (Editorial Juventud)

Este libro es, quizás, para niños más mayores que Bebé Full, a partir de 4 años. Pero él entiende la historia y le encanta.

El libro habla de lo que significa compartir espacio, cariño y juguetes con la llegada de un hermanito. Al principio es difícil pero luego muy divertido!

Nen Nou

  • ¡Voy a tener un hermano! (Aviat tindré un germà!) Violeta Denou (Ed.Timun Mas)

Yo encuentro este libro perfecto para niños pequeños, por el poco texto que tiene y la cantidad de imágenes, y a la vez muy bueno para los que empiezan a leer, ya que debajo de cada imagen está la palabra que la define en letra de imprenta y letra estilo caligrafía.

A Bebé Full le gusta mucho por que explica cómo prepara Teo la llegada de su hermanito (como estamos haciendo nosotros) preparando su ropita, y luego, cuando llega el bebé Teo ayuda a sus papás a bañarle, a cambiarle los pañales… Bebé Full es tan colaborador que le encanta saber que podrá ayudar en todas esas cosas!!

Teo

  • Espero un hermanito (Espero un germanet) Marianne Vilcoq (Ed. Corimbo)

Este libro se lo regaló a Bebé Full una muy buena amiga nuestra. La verdad es que me ha encantado y a él también. Yo creo que es perfecto para cualquier edad.

Explica, como el primero, lo difícil que se les hace a algunos niños al principio aceptar la llegada de uno más, pero luego se alegran. Además si levantamos las páginas podemos ver como crece el bebé dentro de la barriga de mamá. Y eso me encantó! Y el peque no para de preguntar cómo es ahora su hermanit@, si así o asá.

Espero un germanet

Con la lectura de estos libros los niños van integrando poco a poco al nuevo miembro de la familia, y a su llegada el cambio ya, digamos, lo “esperan”

Todos estos libros los compré en pequeñas librerias de barrio 

Parto después de cesárea (PVDC)

El tiempo pasa súper rápido, y cada vez la ropa premamá se me hace más imprescindible. Con eso también llegan algunas dudas (y temores) sobre el momento del parto.

De nuevo, como la primera vez, vamos a intentar parto natural y con las mínimas intervenciones posibles. Al ser la segunda vez una se mueve con más seguridad en el embarazo y mucho más consciente, cabe esperar que llegado el momento del parto también sea así.

Al tener una cesárea previa, mi útero tiene una cicatriz, con lo que debe cuidarse especialmente durante el parto. Esos cuidados son, básicamente, no forzar NADA, dejar fluir. Evitar una posible inducción, tener mi tiempo tranquila para el trabajo de parto, intimidad, seguridad… Para ello hemos decidido estar en casa el mayor tiempo posible, intentar en la medida de lo posible llegar al hospital con prácticamente todo el trabajo hecho. Poder estar tranquila, sin nervios y a mi ritmo es una de las cosas que encuentro prioritaria para que todo salga bien. Quiero, como mínimo, intentar un trabajo de parto.

Leyendo estadísticas en El Parto Es Nuestro y otras webs similares parece ser que hay mucho más éxito en un PVDC cuando es en casa que en el hospital. (En Defensa del PVDC) Aún así, no estoy por el momento segura de tener un parto en casa, aunque es una idea que me atrae, también me crea una inseguridad que creo que llegado el momento no me favorecerá a estar relajada. Así que, como os contaba, prefiero tener un trabajo de parto tranquilo pero finalizar en el hospital, por si a caso.

Para ir preparándome estoy realizando unos talleres de trabajo corporal para embarazadas Escuchando al Cuerpo basados en Parto y Movimiento de Núria Vives. No hice nada similar en mi primer embarazo, y sinceramente, creo que es básico. Te enseñan movimientos, respiración, a conocer tu cuerpo…y todo ello contribuye a ir mucho más segura. Creo que me va a ser de mucha ayuda. Yo lo recomendaría a ojos cerrados.

151

Ahora pienso en volver a realizar mi plan de parto. En mi primer embarazo lo hice, no sirvió de mucho, pero por lo menos el equipo médico estaba enterado de mis preferencias, aunque después los protocolos hospitalarios parece que van por encima… Vamos a ver esta vez si sirve de algo.

Os voy contando!!!!

Abrazos!!!!

5 meses de embarazo!!!

Hola a tod@s!!!

Aquí estamos de nuevo!!! Quería contaros un poco como voy viviendo este nuevo embarazo. Llevamos ya cinco mesecitos de embarazo (24 semanas aproximadamente) y me siento en general muy bien y en particular gooooorda!!! jajajaajaja

Este segundo embarazo tengo la sensación que la barriga despuntó antes. Viendo fotos de mi anterior embarazo parece más o menos lo mismo, pero yo me siento inmensa!!

También es verdad que con el segundo llevas un ajetreo extra, de juegos, arriba, abajo, con el hermano mayor, entonces parece que se notan más todos los síntomas.

De momento mis mayores síntomas son:

  • Hinchazón de pies
  • Ardores de estómago (Después de cada comida, esto sí que me tiene un poco hartita…)
  • Insomnio (El/la pequeñaj@ parece que es de acostares tardíos y despertares matinales, así que ahí me tenéis sin poder dormir hasta las tantas y despertándome a las 5…aiiiii)
  • Dolor de espalda (Este embarazo estoy teniendo mucho dolores lumbares, tipo pinzamiento, no sé bien bien porqué. Ahora voy a unas clases especiales de estiramientos y relajación, a ver si eso mejora…)

En general es un buen embarazo, soy consciente. Lo único es que como a Bebé Full ni lo noté prácticamente hasta que no estuve cual ballena varada (o sea, hasta la semana 38…) este me parece un poco peor. Digamos que me había acostumbrado a lo bueno!!!!

Este embarazo, al igual que en el anterior, me estoy poniendo una vez al día aceite de almendra en la barriga y pechos. La otra vez me fue súper bien y no me salió ni una estría, así que no voy a cambiar de fórmula. La verdad es que os lo recomiendo. Además, me gusta mucho más que las cremas anti-estrías que venden en farmacias, que algunas tienen unos olores…que no sé vosotras pero yo no soporto embarazada.

En otro post os voy a hablar de como lo lleva el hermanito, que de momento parece tenerlo todo bastante integrado. ❤

Besitos para tod@s!!!

11935013_10153034672943021_7648382388547660804_n copia