Día 1 #21diasdetox

Ayer empezamos!!!

(No me da tiempo de subir los zumos cada mañana, así que si quieres seguir el reto conmigo a tiempo real sígueme en las redes sociales 😉 )

Para desayunar hicimos un zumo de:

  • 1 manzana
  • 1 pera
  • 1 naranja

Preparación:

Limpiar la fruta. Pelar la naranja. Introducir todos los ingredientes en la licuadora y listo!

IMG_4955 copia

 

**A ver si así consigo comerme una manzana diaria**

Zumos Naturales #21diasdetox

Aún no ha llegado el verano y por aquí ya estamos con calores sofocantes (bueno, yo creo que es en toda España)!!! No se habla de otra cosa!!! Hoy 39º, ayer 42º, mañana 41º… madre mía!! La que nos espera!!!

Después de pensar bien cómo sobre llevar este verano que nos espera de calor y trabajo intenso (que no sé que es peor…¬¬) os quiero proponer un reto.

Reto #21diasdetox

El reto consiste en pasar 21 días tomando (al menos) un zumo natural lleno de vitaminas. Yo voy a intentar tomarme uno energizante por las mañanas y uno relajante por la noche ¿Os apuntáis?

La idea es que compartamos recetas e ideas con el hashtag #21diasdetox, yo os digo las mías y vosotras, si os apetece, las vuestras ¿cómo lo veis?

Yo empiezo mañana! Vamos al lío!!!

smoothies-2253430_960_720

La Copa Menstrual – Mi experiencia

La Copa Menstrual – Mi experiencia

Después del nacimiento de mi primer hijo me interesé por el tema de la ginecología natural y descubrí soluciones menos invasivas para nuestro cuerpo y para la naturaleza que las compresas y los tampones habituales. Comencé a usar compresas de tela y la copa menstrual.

¿Qué es la copa menstrual?

Las compresas de tela, son eso, compresas de tela. La diferencia entre éstas y las que venden en los supermecados es que son de algodón, se lavan y son reutilizables. Pero, ¿y la copa menstrual? La copa menstrual es una copa de silicona médica que se coloca en la vagina de manera similar a los tampones pero que no absorbe la sangre menstrual sino que la recoge. A simple vista parece mucho más aparatosa que un tampón, pero a la práctica se pone igual. Al principio lo que me echaba para atrás era precisamente eso, si podría/sabría colocármela. Pero lo cierto es que con un poco de práctica es muy cómoda y limpia de poner. ¿Recuerdas las primeras veces que te colocaste un tampón? Pues lo mismo.

Las superficies de las copas menstruales son lisas con lo que no absorben bacterias ni líquidos, así se evita cualquier cambio en el medio natural de la vagina.

Con las copas menstruales se evita que queden residuos de algodones dentro de nuestra vagina, como puede ocurrir con los tampones.

Diapositiva1

Son “caras”, ¿vale la pena?

Es cierto que a priori pueden parecer caras (rondan los 30€ en el mercado) pero a la larga son muy económicas ya que con un buen mantenimiento pueden durar hasta 15 años. Si pensamos en lo que gastamos las mujeres al mes en compresas y tampones en unos 4 meses ya tenemos la copa menstrual amortizada.

Para mi ha sido la alternativa real a los tampones. Te olvidas de ella prácticamente todo el día ya que suele durar unas 12 horas puesta. El cuidado es muy simple, al vaciarla es suficiente con lavarla con agua y luego antes y despúes de cada menstruación hay que esterilizarla (con agua hirviendo por ejemplo).

Para el guardado está bien hacerlo en unas bolsitas de algodón que habitualmente te proporcionan los fabricantes al comprarlas, de esta manera la copa transpira pero queda lejos de la radiación solar para que la silicona conserve todas sus propiedades.

¿Hay diferentes tamaños?

En el mercado existen dos tamaños de copas menstruales, M y L. Tienen una leve diferencia de volumen, pero básicamente se diferencian porque la M es para mujeres menores de 25 años o sin hijos y la L para mujeres mayores de 25 años o con hijos.

Mi experiencia con la copa menstrual ha sido muy positiva, os animo a provarla (en Nuestra tienda on-line puedes encontrar!!) y descubrir una higiene íntima menos invasiva con nuestros cuerpos!

La ropa de este verano para niños

A la hora de elegir la ropa para mis hijos lo más importante para mi es la comodidad y durabilidad. Es cierto que crecen muy deprisa y la ropa les dura poco, pero si encima se estropea en el primer lavado es un fastidio.

Este verano Bebé Full ya controla perfectamente el pipí (nuestra operación pañal fue el año pasado) y este año busca independencia, ir al baño solo, bajarse, subirse y quitarse los pantalones cuando quiera… En fin, en nuestro caso están totalmente descartados los botones y cierres “complicados” y no aptos para niños de tres años.

Pantalones fáciles de poner y de quitar

Para nosotros la gran opción son los pantalones fáciles y rápidos de poner y quitar. Le dan al niño la posibilidad de vestirse solo (o empezar a intentarlo) y además son muy cómodos.

Ropa de niños divertida

Los niños son incansables descubridores, trepadores, corredores… Desbordan energía allí dónde van, y su ropa tiene que acompañarles permitiéndoles total libertad de movimientos.

Ropa niño moderna

Ropa moderna y divertida de algodón

En verano es importante que además de bonita, moderna y divertida la ropa sea de algodón, para evitar posibles rojeces y granitos en la piel de nuestros pequeños debidos al roce y al sudor.

ropa ecologica de bebe

En mi tienda online puedes encontrar estas y más cositas perfectas para equipar a nuestros peques este verano de una forma original, moderna, divertida y sobre todo cómoda. (Y a precios muy económicos!)

Pásate y echa un vistazo!!

Un besazo!

Pinturas de Dedo Caseras (y comestibles!)

Hola a tod@s!

El otro día el peque estaba de lo más artístico. Los lápices y ceras de colores se le quedaban cortos. Así que pensé en probar colorear con témperas, a ver que hacía. El problema es que suele echarse cosas a la boca de vez en cuando, y me daba miedo que se tragara algún producto, que aunque dice que es para niños…no confío del todo.

Así que le preparé unas témperas caseras con lo que tenía a mano por la cocina, y se lo pasó en grande! Y yo con la tranquilidad que era plenamente comestible y además ultra barato. Os cuento cómo lo hice!

Ingredientes:

  • Harina
  • Colorante alimenticio
  • Agua

Preparación:

Primero hay que “cocinar” la harina. Se pone una olla a fuego lento con una taza de agua y media taza de harina. Se mezcla hasta que no queden grumitos. Y se deja enfriar.

IMG_1918

 

Una vez que ha enfriado (o esta templado para no quemarnos) se divide en botecitos según los colores que queráis hacer.

IMG_1919

 

Yo solo tenía cuatro botes pequeños. Usé un dosificador de leche en polvo que me regalaron cuando estaba embarazada y aún no había encontrado la manera de usarlo. (Ves Papá Full… No hay que tirar nada!jeje) Y con cuatro colores Bebé Full tiene para desatar su creatividad más que de sobras. Pero se pueden hacer más.

Este fue nuestro resultado. Azul, amarillo, verde y rojo.

IMG_1920

 

Nuestro artista se lo pasó en grande esa tarde!!

IMG_1922

 

Cariños para tod@s!!