Día 1 #21diasdetox

Ayer empezamos!!!

(No me da tiempo de subir los zumos cada mañana, así que si quieres seguir el reto conmigo a tiempo real sígueme en las redes sociales 😉 )

Para desayunar hicimos un zumo de:

  • 1 manzana
  • 1 pera
  • 1 naranja

Preparación:

Limpiar la fruta. Pelar la naranja. Introducir todos los ingredientes en la licuadora y listo!

IMG_4955 copia

 

**A ver si así consigo comerme una manzana diaria**

Zumos Naturales #21diasdetox

Aún no ha llegado el verano y por aquí ya estamos con calores sofocantes (bueno, yo creo que es en toda España)!!! No se habla de otra cosa!!! Hoy 39º, ayer 42º, mañana 41º… madre mía!! La que nos espera!!!

Después de pensar bien cómo sobre llevar este verano que nos espera de calor y trabajo intenso (que no sé que es peor…¬¬) os quiero proponer un reto.

Reto #21diasdetox

El reto consiste en pasar 21 días tomando (al menos) un zumo natural lleno de vitaminas. Yo voy a intentar tomarme uno energizante por las mañanas y uno relajante por la noche ¿Os apuntáis?

La idea es que compartamos recetas e ideas con el hashtag #21diasdetox, yo os digo las mías y vosotras, si os apetece, las vuestras ¿cómo lo veis?

Yo empiezo mañana! Vamos al lío!!!

smoothies-2253430_960_720

La teta de postre

-“Ahora le quitas el pecho por la noche, le das una toma cuando se despierte, a media mañana una fruta, a la hora de la comida su verdura y carne, para merendar fruta o cereales y antes de dormir le vuelves a dar pecho. Si quieres, después de las comidas le puedes dar el pecho de postre

Visita de los 6 meses a la enfermera

La teta de postre 

Eso me dijo a mi la enfermera en la revisión de los 6 meses de #Bebefull2. Pero se lo podría haber dicho a cualquier mamá. En este caso lo bueno fue que yo de lactancia entiendo un poquito, y la vi muy desactualizada, con lo que hice oídos sordos y seguí con lo mío. La teta no es el postre, la teta es el alimento, y si al bebé le apetece probar algo más después de su leche, que lo haga.

Con esto no quiero desautorizar a las profesionales de la salud, pero hasta ellas estarán de acuerdo conmigo en que algunas están muy desactualizadas con el tema lactancia.

Vamos a ordenar un poco las ideas.

La alimentación complementaria

El término de alimentación complementaria se utiliza para nombrar a la comida que le damos a los bebés a partir de los 6 meses. El término “complementaria” no es casual, significa que complementa. ¿Adivináis a qué? Exacto, a la leche materna.

En Inglés a menudo se utiliza el término weaning foods. Weaning significa acostumbrar, y los diccionarios definen esta expresión como :“Acostumbrar a un niño a alimentos distintos de la leche de su madre”

Y es eso, según la OMS debemos dar lactancia exclusiva a los niños hasta los 6 meses, y luego ir introduciendo alimentos, pero siempre complementando al pecho.

Hasta el año deben darse unas 5 o 7 tomas

El hecho de empezar con la alimentación complementaria no significa, en absoluto, reducir el número de tomas de leche materna. Cuando los niños empiezan a comer sólidos, poco a poco van dejando el pecho de lado, pero antes del año lo normal es que un niño mame unas 5 o 7 veces al día (quizás más). Evidentemente el número también depende del trabajo de la madre, pero en general el niño que no puede mamar durante el día lo compensa durante la tarde-noche.

¿Cómo introducir los alimentos?

Después de dar a luz un bebé en Chile y otro en España me he dado cuenta que el “ritmo” de introducción de los alimentos también es tradicional, depende del país se dan antes unas cosas u otras. El hecho que se den poco a poco los alimentos no es otro que poder detectar intolerancias o alergias. Así que lo importante es que las primeras veces se den los alimentos solos y al cabo de unos días probar con otro distinto. Por ejemplo, primero manzana, al cabo de unos días pera, luego plátano… Tampoco hace falta que sean unos meses sólo con frutas y otros con solo verduras, lo mejor es intentar llegar a una dieta equilibrada lo más rápido posible.

Os he preparado una tabla orientativa con los meses a los que empezar a introducir cada tipo de alimento.

comidas-segun-meses

** Las legumbres se pueden introducir también a partir de los 10 meses**

En la próxima reunión del Grupo de Lactancia y Crianza en Aracena del 14 de diciembre vamos a hablar justamente de esto, de la Alimentación Complementaria y del “Baby Led Weaning” (Comer sólidos, sin triturar). Os invito a que os unáis en info@mamafull.com

Saludos a todas!!!!

Bizcocho (queque) de yogurt con avena y chispas de chocolate

Hola a tod@s!

Hoy os traigo una receta súper súper fácil. La hice para la colación compartida de esta semana de Bebé Full en el Jardín.

Queque de yogurt con avena y chispas de chocolate

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 1 yogurt
  • 1 envase (el mismo del yogurt) de aceite de girasol (de maravilla)
  • 3 envases de harina
  • 1 1/2 envase de azúcar morena
  • 1 cucharada de avena (instantánea)
  • 1/2 cucharada de chispas de chocolate
  • 1 cucharadita de levadura (polvos de hornear)

Preparación: 

*Como medida utilizaremos el recipiente del yogurt

En un recipiente se pone el yogurt y se mezcla con los dos huevos. Después se añade el aceite y se mezcla bien. Luego se pone la harina y el azúcar y se mezcla. Cuando la masa queda homogénea se añade la levadura, y por último la avena y las chispas de chocolate.

Mejor no usar batidora para conseguir una buena consistencia.

Se pre-calienta el horno a unos 210º. Se hornea durante unos 30-35 minutos y listo!!

Ya tenéis vuestro bizcocho o queque listo para comer!!!!!

A nosotros nos quedó así.

queque

Tiene buena pinta eh?? Espero que a los niños les guste!!!

Cariños para tod@s!!!

Magdalenas tradicionales

Hola a tod@s!

Hoy os traigo una receta especial. Magdalenas de toda la vida (de España). Aquí en Chile no hay manera de encontrarlas en ningún sitio, así que si queremos comer tenemos que hacerlas nosotros. Y bien ricas que quedan!!

El otro día hice para el Blessing Way de una amiga, que va a tener dos bebés y a la que quiero mucho. Así que te dedico esta entrada Ana Belén!

Allá vamos!

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 1 vaso de aceite
  • 1 vaso de leche
  • 1 vaso de agua caliente
  • 2 vasos de azúcar (yo uso mitad azúcar moreno / mitad azúcar blanco)
  • 3 vasos de harina
  • 2 cucharaditas de bicarbonato
  • 1 cucharadita de sal

Preparación: 

Se mezclan en un bol todo los ingredientes húmedos ( huevos, aceite, leche, agua ) y en otro bol los secos (azúcar, harina, bicarbonato y sal). Luego se vierten los ingredientes secos a los húmedos poco a poco.

Se remueve bien para que queden todos integrados. Y listo!

Se pone la mezcla en los capacitos para magdalenas, ya sea directamente en la bandeja del horno o en los moldes específicos para cupcakes.

Antes de meterlas en el horno espolvorear un poco de azúcar morena por encima, les da el toque tradicional. (Yo a veces también echo chispitas de chocolate y quedan buenísimas)

En el horno a 180° aproximadamente unos 30-35 minutos, o hasta que veáis que quedan doraditas. Y a comer!!!!!!

IMG_1979

Espero que os gusten!!!

 

Leches Vegetales Caseras

Hola a tod@s!!!

Últimamente por casa nos estamos volviendo muy reacios a consumir animales que han maltratados y torturados en su corta vida. Es decir, nos estamos volviendo (pasito a pasito) al veganismo. Y por eso estamos investigando sobre nuevas formas de alimentarnos.

Las leches vegetales han sido nuestro último descubrimiento y nos encantan! Sobre todo al peque, que si no era la teta de su mamá no quería ningún otro líquido, y estas leches le están encantando!!

Hay de muchos tipos, de arroz, de avena, de almendra, de soja… Nosotros las hacemos caseras, y la que más nos gusta es la que mezcla avena y almendras, os dejo la receta!

Ingredientes:

  • Media taza de avena (la tradicional, no la instantánea)
  • 10 almendras (aprox)
  • Dos tazas de agua mineral
  • Azúcar
  • Canela
  • Esencia de vainilla

Preparación:

Primero tomamos la media taza de avena y las almendras y rellenamos hasta arriba con agua mineral. Dejamos reposar unas 8 horas a temperatura ambiente. Yo suelo dejarlo por la noche y a la mañana siguiente ya está listo. Esto es para que la avena y las almendras absorban bien el agua.

Cuando ya esté listo retiramos el agua sobrante y metemos la avena y las almendras en la batidora, añadimos las dos tazas de agua y un pelín de azúcar.

Luego tenemos que colar el “batido” para que quede solo la leche. El colador debe ser muy fino. Yo a veces uso una media a modo de colador, para que no quede ningún residuo.

Una vez colado probamos y añadimos más azúcar si fuera necesario. Añadimos la esencia de vainilla y la canela al gusto.

Y listo!!! Una deliciosa y nutritiva leche vegetal casera para tomar!!!

IMG_1927

En la nevera aguanta de dos a tres días, aunque sinceramente, a nosotros nunca nos dura tanto!!!

Espero que la probéis y os guste, que está riquísima!

Cariños para tod@s!