La Copa Menstrual – Mi experiencia

La Copa Menstrual – Mi experiencia

Después del nacimiento de mi primer hijo me interesé por el tema de la ginecología natural y descubrí soluciones menos invasivas para nuestro cuerpo y para la naturaleza que las compresas y los tampones habituales. Comencé a usar compresas de tela y la copa menstrual.

¿Qué es la copa menstrual?

Las compresas de tela, son eso, compresas de tela. La diferencia entre éstas y las que venden en los supermecados es que son de algodón, se lavan y son reutilizables. Pero, ¿y la copa menstrual? La copa menstrual es una copa de silicona médica que se coloca en la vagina de manera similar a los tampones pero que no absorbe la sangre menstrual sino que la recoge. A simple vista parece mucho más aparatosa que un tampón, pero a la práctica se pone igual. Al principio lo que me echaba para atrás era precisamente eso, si podría/sabría colocármela. Pero lo cierto es que con un poco de práctica es muy cómoda y limpia de poner. ¿Recuerdas las primeras veces que te colocaste un tampón? Pues lo mismo.

Las superficies de las copas menstruales son lisas con lo que no absorben bacterias ni líquidos, así se evita cualquier cambio en el medio natural de la vagina.

Con las copas menstruales se evita que queden residuos de algodones dentro de nuestra vagina, como puede ocurrir con los tampones.

Diapositiva1

Son “caras”, ¿vale la pena?

Es cierto que a priori pueden parecer caras (rondan los 30€ en el mercado) pero a la larga son muy económicas ya que con un buen mantenimiento pueden durar hasta 15 años. Si pensamos en lo que gastamos las mujeres al mes en compresas y tampones en unos 4 meses ya tenemos la copa menstrual amortizada.

Para mi ha sido la alternativa real a los tampones. Te olvidas de ella prácticamente todo el día ya que suele durar unas 12 horas puesta. El cuidado es muy simple, al vaciarla es suficiente con lavarla con agua y luego antes y despúes de cada menstruación hay que esterilizarla (con agua hirviendo por ejemplo).

Para el guardado está bien hacerlo en unas bolsitas de algodón que habitualmente te proporcionan los fabricantes al comprarlas, de esta manera la copa transpira pero queda lejos de la radiación solar para que la silicona conserve todas sus propiedades.

¿Hay diferentes tamaños?

En el mercado existen dos tamaños de copas menstruales, M y L. Tienen una leve diferencia de volumen, pero básicamente se diferencian porque la M es para mujeres menores de 25 años o sin hijos y la L para mujeres mayores de 25 años o con hijos.

Mi experiencia con la copa menstrual ha sido muy positiva, os animo a provarla (en Nuestra tienda on-line puedes encontrar!!) y descubrir una higiene íntima menos invasiva con nuestros cuerpos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s