10 Trucos para no tener náuseas durante el embarazo

**Para este post colabora Zaask**

A veces, con el embarazo, sufrimos náuseas, algo que se convierte, a menudo, en un verdadero sin vivir. Para intentar evitarlo, te queremos dar algunos trucos mágicos. En total, son diez. Atenta…

  1. Levántate con calma: Bebe un vaso de agua, come una galleta y tómatelo con calma para levantarte. Espera al menos un cuarto de hora en la cama antes de poner un pie en el suelo. En realidad lo ideal es desayunar en la cama a base de hidratos de carbono, proteínas y azúcares lentos (galletitas, pan, frutas…). ¡Ya tienes una magnífica excusa para que te lleven el desayuno! Si no, siempre puedes dejar algo preparado la noche anterior junto a la cama. Eso sí, disminuye el té y suprime el café con leche, ya que revuelven el estómago.

    8352b95b441f29c5d8d9b0e91b60e6a6

    Fuente: Pinterest

  2. Come a menudo: No, no se trata de que te pases comiendo todo el día, pero es mejor tener náuseas con el estómago lleno. Haz tres comidas no muy copiosas y dos más que sean suaves. Para picar toma una manzana, un plátano, un par de lonchas de jamón, frutos secos, galletitas saladas o tostadas de pan integral. Evita los alimentos ricos en grasas, difíciles de digerir, las frituras, y las comidas muy picantes.
  3. Respira hondo: La simple respiración de aire puro puede combatir eficazmente las náuseas. Siempre que sea posible duerme con la ventana abierta, para que entre aire fresco mientras duermes. ¡Notarás la diferencia al despertar!
  4. Compra limones: Corta un limón por la mitad e inhálalo cuando te sobrevenga una náusea o bebe zumo de limón exprimido con un poco de azúcar o agua mineral con un chorro de limón. b4ac9a589a63ced39c62c5800ecb3511
  5. Aficiónate a las infusiones: Puedes elegir los ingredientes que más te gusten o te apetezcan en ese momento. ¿Las más eficaces? De anís, de cáscaras de naranja o de hojas de menta.
  6. Bebe bebidas gaseosas, sin abusar: La coca cola (preferiblemente sin cafeína), la gaseosa o los refrescos con burbujas, consumidos en pequeñas cantidades pueden ser de gran ayuda para una mejor digestión.
  7. Agua a todas horas: Bebe de 10 a 12 vasos de agua a lo largo de todo el día. Y mójate la cara de vez en cuando con una toalla húmeda.
  8. Toma jengibre: Es tu nuevo aliado. La Organización Mundial de la Salud ha reconocido los beneficios del empleo tradicional de la raíz de jengibre para prevenir las náuseas y los vómitos derivados del estado de gestación. En cualquier caso ha de ser consumido con moderación. Puedes tomar jengibre seco, sin sobrepasar los 2g por día. También lo puedes comer fresco, 2 g de jengibre seco corresponden a 10 g de fresco. Tómatelo a pequeños mordiscos, chupándolo o bebiéndolo en forma de infusión e incluso utilízalo rallado para aliñar ensaladas y platos. Si te resulta más cómodo puedes optar por las pastillas de jengibre, de venta en herbolarios.

    46d07bb04ee5c6babf2350f9781c0210

    Fuente: Pinterest

  9. Muévete despacio, evitando los movimientos bruscos. Reposa varias veces al día tumbada con una almohada bajo la cabeza y otra bajo las piernas. Quédate sentada un rato después de comer, la gravedad ayudará a mantener la comida en el estómago.

    f48ef1fe25910d6a5d40a33971dfe871

    Fuente: Pinterest

  10. Acude a un experto: Si ninguno de los trucos caseros te funciona y no encuentras la  solución consulta a tu ginecólogo y a tu dietista. Ellos podrán recetarte algún medicamento. Si prefieres tratamientos alternativos, puedes recurrir a la homeopatía o a la acupuntura.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s