Operación pañal

Con Bebé Full empezamos la operación pañal la primera semana de febrero (que en Chile era pleno verano) con un año y 10 meses. Fue de una manera rápida y sorprendente, lo que me asegura que realmente era el momento y como sospechaba (las madres tenemos un sexto sentido para estas cosas) estaba preparado.

Todo empezó con una “bronca” en el Jardín Infantil, el octubre pasado, que mi pequeño tenía un año y seis meses. Me empezaron a decir las cuidadoras que iban a empezar a sacar el pañal, que era un proceso lento, que se tardaban 6 meses… What???!!! Ni de broma!!! Seis meses mojado o con escapes???? NO NO NO. Me puse como una fiera, que con él NO, que no eran maneras, que era muy pequeño, que no sabia ni hablar, que como iban a quitarle el pañal, nada nada, ni en sus sueños. Y así lo creía y lo creo.

El control de esfínter es un gran hito en el crecimiento de nuestros hijos, como andar, hablar…Cada uno tiene su ritmo y lo hace en su momento. No hay una fecha exacta. Y sobretodo no se puede forzar ni obligar, tiene que fluir. Para el niño tiene que ser un proceso natural y voluntario.

Pautas para quitar el pañal

Empezamos con los pasos naturales:

  • Conseguir el orinal

Compramos un orinal sencillo y lo empezamos a integrar en casa. Cuándo nosotros íbamos al baño él nos acompañaba, le llevábamos el orinal y se sentaba ahí imitándonos. Luego lo usaba para jugar, se sentaba a leer… Lo integramos en nuestra vida vaya!!

Como dejar el pañal

 

  • Ropa Cómoda

Para que el proceso sea más sencillo para el niño es importante que la ropa que le pongamos sea cómoda, fácil de poner y quitar, y suave para, si queremos agilizar el proceso en los momentos clave, puedan ir sin ropa interior sin problemas.

Os recomiendo usar ropa de algodón para que el proceso sea más agradable. En Mamá Full Tienda, por ejemplo, hay pantalones cómodos, modernos, divertidos y a muy buenos precios.

  • Cuando el niñ@ está preparad@

A finales de enero él empezó a pedir que le sacara el pañal, por las mañanas era un show ponérselo. Ahí empecé a pensar que igual estaba llegando el momento… También ya hablaba, y, sobretodo, me avisaba cuando se acababa de hacer pipí y caca.

Hablé con las profes del Jardín y me enviaron una lista con todo lo necesario para dejar el pañal. Unas chancletas, 6 calzoncillos, 6 mudas de ropa, pañales de entrenamiento… Vamos, que cada día parecía que se fuera una semana en lugar de 4 horas a la guarde. (!!??!)

Iba por la mañana al Jardín y por la tarde yo en casa yo le quitaba el pañal, y no había manera, no hacía ni un pipí en el orinal. ¿Pero si en el Jardín me decían que todos los pipís los hacía en el baño? Algo estábamos haciendo mal… Si el niño está preparado el proceso dura tres días, eso me habían dicho…

  • Sacar el pañal (bajo el consentimiento del niñ@)

Dejar el pañal de manera rápida funciona si es bajo el consentimiento del niño. Como yo había dejado de trabajar en febrero decidí tomar una decisión drástica, sacarlo del Jardín una semana y probar mi táctica instintiva yo en casa. Y así lo hice.

Estuve unos días preguntándole por la mañana si quería que le pusiera el pañal o no. Todos los días quiso pañal hasta que llegó el momento.

Tres días

  1. Día 1: Por la mañana cuando nos levantamos le pregunté si quería que le pusiera el pañal, me dijo que no, que sin pañal. Y así fuimos todo el día. No salimos de casa. Ese día hizo caca en el orinal, pero todos los pipís se los hizo encima, decía pipi e íbamos al orinal pero no llegábamos a tiempo. PACIENCIA.
  2. Día 2: Por la mañana le volví a preguntar si quería el pañal, me dijo que sí. Quizás me había equivocado y no era el momento, no pasa nada, volveríamos a intentarlo más adelante. Le volví a poner el pañal y lo llevó toda la mañana. Por la tarde, después de la siesta me dijo que no quería pañal, se lo quité. Esa tarde hizo todos los pipis y caca en el orinal. Fue muy gracioso porque cuando hizo la caca quiso esperar a que viniera Papá Full del trabajo para enseñársela!!! Dos horas con la caca en el orinal en el balcón… 🙂
  3. Día 3: Por la mañana volví a preguntarle pero ya no quiso más pañal. Todos los pipis y cacas en el orinal. LO HABÍAMOS LOGRADO!!!! EL GRAN PASO DE NUESTRO PEQUEÑÍN!!!

Conclusiones

Mis conclusiones después de este proceso han sido:

  • Se necesita tiempo y paciencia. Yo creo que el hecho de que yo no trabajara y pudiera estar todo el tiempo por él fue clave.
  • Cuando el niñ@ está preparad@ es un proceso rápido, hay que darle las herramientas y enseñarle el “protocolo” y ya está, sin sufrimiento.
  • La caca se controla generalmente antes que el pipí, es más fácil.
  • Lo que te cuentan de “una vez que quitas el pañal ya no lo puedes volver a poner” es MENTIRA, no es verdad, claro que se puede volver a poner!!! Las veces que él quiera!! A nadie le gusta llevar pañal, hacerse pipí encima no es agradable, cuando están preparados quieren quitárselo.
  • No hay en ningún caso que reñir o enfadarse porque se haga pipí encima. Está aprendiendo, es importante que se sienta entendido y apoyado tanto en los logros como en los fallos. No olvidemos que para ellos es algo complicado, y quieren hacerlo lo mejor posible aunque a veces no les salga.

Espero que os haya ayudado nuestra experiencia!!! ¿Y vosotros como vais? ¿Ha llegado el momento este verano? ¿Os pasó lo mismo?

Como dejar el pañal

Anuncios

Conciliar trabajo y familia, EL GRAN RETO

Antes de que naciera Bebé Full jamás me imaginaba pensando cosas así…

Pero desde que nació el peque que me di cuenta que trabajar fuera de casa y disfrutar de tu pequeño era súper complicado, que lo logramos todas, pero haciendo mil malabares y acabando sin energía al final del día.

Es una lucha diaria de sentimientos encontrados. Querer ser la mejor madre y la mejor profesional (y no morir en el intento). Habrá quienes tengan un trabajo genial, un jefe encantador, que si su hijo se enferma lo comentan y no hay malas caras ni miraditas sospechosas…Pero la mayoría sufrimos cada vez que tenemos que dejar a nuestro hijo enfermo, o llorando, en manos de un desconocido e irnos a trabajar para demostrar que aún siendo madres podemos dar el 100% para la empresa, aunque nos duela.

Yo lo pasé fatal a nivel emocional con esas sensaciones. El quiero y no puedo, el ver que todo se escapa porque no llego a abarcarlo todo. Así que decidí elegir y optar por buscar otra manera de ganarme la vida que me permitiera estar más cerca de mi hijo(s) por lo menos en sus primeros años.

Remarcar que todo este sufrimiento podría haberse evitado si existiera una verdadera política de conciliación familiar en las empresas y la sociedad entendiera que sin madres la sociedad desaparece. Pero en fin…poco a poco.

Entonces nació Mamá Full Tienda, una tiendecita on-line que he creado con la finalidad de poder estar cerca de mis hijos y a la vez tener independencia económica y profesional.

Título Tienda On-line

¿Y vosotras? ¿Os planteasteis dejar vuestros trabajos antes de que naciera vuestro hijo? ¿Y después?

=)

El destete respetuoso nos llegó en Julio de 2015

Algo que nos parece imposible a veces es el concepto “destete respetuoso”, sobretodo cuando hemos decidido tener una lactancia prolongada. 

Yo la verdad es que el tema destete era algo que ni me planteaba, me gusta dar de mamar, la conexión, y a Bebé Full también parecía gustarle, así que los dos estábamos tan contentos que para que cambiar nada.

Con mis ansias de una noche completa de sueño (que a los dos años aún no se había dado el caso), cambié el lugar de la cama con el papá. Con la posición Bebé-Papá-Mamá (en lugar de como hasta ese momento Bebé-Mamá-Papá) conseguimos dormir toda la noche con el correspondiente destete nocturno natural, sin lloros ni sufrimiento. No le negué nunca el pecho, simplemente dejó de pedirlo.

A finales de marzo, cuando estuvimos de cumpleaños, noté que Bebé Full se empezaba a destetar por el día solito. Sólo quería mamar antes de dormir y ocasionalmente antes de la siesta, poco a poco cada vez mamaba menos. Obviamente se hacía “mayor”.

Con los viajes y el cambio de casa tampoco quería darle más cambios “innecesarios”, así que tal como fluía todo ya nos iba bien.

Mi problema llegó en junio con el nuevo integrante de la familia. Al quedarme embarazada el sentimiento cambió. El dolor en los pezones se hacía insoportable cada vez que Bebé Full se aferraba al pecho. (Aclaro que nada tenía que ver con problemas entre embarazo y lactancia, la lactancia en tándem es perfectamente posible y mucha gente la lleva con éxito, yo, lamentablemente, no)

Ahí es cuando apliqué lo que siempre he dicho. El tema de la lactancia es algo entre dos, los dos deben sentirse a gusto, y nada ni nadie debe opinar y menos recriminar sobre ello. Llegado este momento yo ya no me sentía cómoda dando de mamar, y hacía falta una conversación con mi bebé de dos años y tres meses. Hablamos, le expliqué que “a la mamá le hacía pupa”, que poco a poco teníamos que acostumbrarnos a hacernos mimitos, muchos, y mamar menos. Al principio no me entendió mucho y siguió igual, luego, entre que le recordaba que me hacía daño y le distraía con alguna otra cosita cuando pedía la teta, la cosa se fue diluyendo… Luego él mismo me decía que ya no había leche, supongo que se me cortó entre el embarazo y el semi-destete…

Y así acabó nuestra súper lactancia placentera y exitosa de dos años y tres meses!!! Sin lloros, sin sufrir, de manera natural.

Entonces, que hacer si has llegado al punto de querer destetar a tu hijo y quieres que sea de la manera más natural y respetuosa posible???

  • Primero hablar con el niño. Explicarle porqué ya no te sientes a gusto, y que se puede cambiar el momento de mamar por algo que le guste mucho también.
  • Empezar con el destete nocturno va a ayudar con el proceso. Si colechas, está bien que el papá ocupe una posición más cercana al niño. Una vez dormido al no sentir tu olor tan cerca no tendrá el reflejo de mamar. En nuestro caso, al ser mayor y comprender bien las cosas, si se despertaba y pedía mamar le pasábamos un vasito de agua para calmar su sed y que siguiera durmiendo.
  • Durante el día, cada vez que el niño pida mamar, volver a explicar el porqué de tus reacciones y distraer su atención con otra cosa.

Dejar claro también que es un proceso lento, sin prisas. Para que todo sea lo más natural posible debe ser respetado el ritmo del niño. Habrá algunos niños que lo acepten antes que otros, ten paciencia. La satisfacción final de ver que has logrado un destete respetuoso y que ninguno de los dos ha sufrido es el mayor de los premios.

Un beso enorme!!!

15-02-2015

SORPRESA: Ampliamos la familia!!!!

Sí!!!! Así somos nosotros, llegamos a un sitio nuevo y ZAS!

Tengo la suerte de anunciaros que tengo un nuevo corazoncito en mi interior. Y estoy súper feliz!

Los inicios de este embarazo han sido complicados, comparados con el anterior, muchas más náuseas, acidez, pies hinchados, cansancio, las hormonas revolucionadas… En fin… Seguro que la mayoría de las que me leéis ya sabéis de lo que os hablo 😉

Pero ahora en el segundo trimestre mucho mejor. A partir de la semana 17 ya empecé a sentir las “burbujitas” y ahora es un no parar. Se mueve un montón!!!!!

11898564_10153007567968021_5614066602622037897_n

Sobre si sabemos el sexo o no… NO QUEREMOS SABERLO!!! (Sí estamos muy locos!!! jajaja)

Hemos decidido hasta el final no saber nada, a ver si nos sale bien porque el lunes que viene tenemos la siguiente Eco y esperamos que a la gine no se le escape! (que no sería la primera vez) Así que más emoción si cabe!!!

Un saludito familia!!!!

Cumpleaños de Bebé Full

Y estuvimos de cumpleaños!!! Ni más ni menos que el 22 de marzo (no veas si ha llovido desde entonces…)

La torta, cupcakes, popcakes y galletitas fueron realizados por Mis Dulces Antojos (la encontraís en facebook). Una pasada!!!!

Fue una celebración – despedida muy especial, rodeados de nuestros amigos, de nuestra familia chilena. Nos lo pasamos muy bien. Yo disfruté como una enana porque todo salió como esperaba y Bebé Full alucinó desde el minuto 0.

Este fue nuestro regalo

Pasándolo pipa!!! =)

Estos dos años han sido maravillosos a tu lado. Has crecido, hemos aprendido, y cada día nos sorprendes con nuevas historias y aventuras. Te quiero mucho mi niño!!! Eres lo mejor de mi vida!!! ❤

 

Mudanza va, mudanza viene…

Y sí! Estaba totalmente desaparecida!!! Pero aquí vuelvo otra vez para explicaros el porqué de tanto silencio… HEMOS VUELTO A ESPAÑA!

Después de darle muchas vueltas y ver las diferentes posibilidades decidimos, que lo mejor, dadas nuestras circunstancias actuales, era volver a nuestro país. Bebé Full cada vez echaba más de menos a sus abuelos, y nosotros a nuestra familia y amigos, la situación se hacía un poco insostenible, así que ni cortos ni perezosos nos embarcamos en la aventura de la vuelta!!!

Ha sido una completa locura. Enviar cajas por barco con nuestras pertenencias más pesadas (que han tardado en llegar de Chile a España unos tres meses =O), hacer papeleos allí y aquí, empadronamientos, altas, bajas, teléfonos, internet…(internet!!! de ahí mi silencio!!! he estado sin conexión estable desde febrero!!!!). Burocracia power!

Además decidimos, antes de volvernos de Sudamérica, hacer algún que otro viajecillo, y ya sabéis que con niños todo se relentiza… Así que a la mudanza, a regalar o vender las cositas que nos quedaban, le añadimos semana sí y semana también de viaje… LOCURA TOTAL!!!!

Pero fue todo muy bonito y emotivo. Por un lado la pena de dejar un trocito de mi corazón en Chile, allí nació Bebé Full, es su país, así que siempre estaremos ligados a él, y por supuesto, volveremos!!! Y por otro lado la emoción de volver a España, al lado de nuestra familia y amigos, a las costumbres… me encanta!!!

Aunque hay que reconocer que la adaptación cuesta, es mucho tiempo fuera con vivencias nuevas y diferentes, al volver parece que todo es nuevo, aunque es lo de siempre…no sé, una sensación extraña a la que poco a poco nos acostumbraremos… Y aquí seguiremos para contároslo!!!

Llegamos